TOCAR LA FLAUTA

 

Nasrudín decidió que podía beneficiarse aprendiendo algo nuevo y fue a visitar a un renombrado maestro de música:

 

- ¿Cuánto cobra usted para enseñarme a tocar la flauta? - preguntó Nasrudín.

 

- Tres piezas de plata el primer mes; después una pieza de plata por mes - contestó el maestro.

 

-¡Perfecto! - dijo Nasrudín; - comenzaré en el segundo mes.

Powered by Helius IT®